Ayudas públicas para pagar un funeral

Funos.es comparador de funerarias Ayudas públicas para pagar un funeral

¿Qué ocurre si no hay dinero para pagar un entierro?

Ante todo hay que verificar si el difunto disponía de un seguro de decesos. En caso que lo tuviera, el seguro se hará cargo de todos los gastos hasta el importe del capital asegurado.

En caso que el fallecido no tuviera seguro de decesos, lo primero que tiene que hacer la familia es contactar con la funeraria y explicarle la situación para que pueda ayudarnos a buscar la mejor solución.

Muchos ayuntamientos tienen programas destinados a pagar o subvencionar los funerales de las personas sin recursos. Para ello utilizan indicadores de renta, y aquellas personas con rentas inferiores a las rentas consideradas mínimas, pueden acceder a estas ayudas.

Programa de ayudas de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Barcelona.

Por eso, los servicios sociales municipales se hacen cargo de muchos casos de familias que no tienen recursos para hacer frente a este gasto. La funeraria escogida tiene que ayudarte informándote sobre los programas de ayudas de tu ayuntamiento, así como ayudarte en su tramitación.

El Ayuntamiento verificará que ni el fallecido, ni sus familiares obligados a ayudarle (viudo/a, hijos, padres, nietos) tienen los recursos para pagar el funeral. 

Cada comunidad autónoma tiene su regulación específica, pero en general, todas hablan de que el ayuntamiento se hará cargo de los gastos del funeral cuando ni el difunto ni la familia tengan los recursos para pagarlo. 

En estos casos, el Ayuntamiento pagará los costes. Si posteriormente el ayuntamiento verifica que sí que tenían capacidad económica para pagarlo, es posible que reclame estos gastos. Incluso podrían llegar a ejecutarse o subastarse los bienes del difunto para poder pagar el gasto (bienes muebles primero, luego bienes inmuebles).

El funeral terminará con la inhumación (entierro) o incineración, según desee la familia. En caso de entierro, muchas veces el Ayuntamiento cederá un nicho en un cementerio municipal por un plazo de cinco años.

Ten en cuenta que los servicios sociales del Ayuntamiento solo se harán cargo de un funeral básico, con el ataúd más sencillo, y sin velatorio en el tanatorio, ya que este servicio no se considera esencial.

Difuntos empadronados en la ciudad de Barcelona

La Ordenanza de servicios funerarios del Ayuntamiento de Barcelona prevé la prestación obligatoria de servicios gratuitos o bonificados en caso de falta de recursos económicos de las personas difuntas.

  • Si el difunto tiene un IRSC (denominado indicador de renda de suficència de Catalunya, índice de referencia fijado por el Parlament) inferior a 0,66, tiene derecho al servicio funerario básico gratuito. En este caso, los servicios serán, al menos, los obligatorios. Si se desean contratar servicios adicionales, éstos irán a cargo del cliente.

  • Si el difunto tiene un IRSC igual o inferior a 1, la persona difunta tiene derecho al servicio bonificado. En este caso, se tiene derecho a una bonificación del 360 euros, y los servicios contratados no pueden superar los 2.500 euros.

El IRSC de 2020 se sitúa en 569,12 euros mensuales y 7.967,73 euros anuales.

Para solicitar la gratuidad o la bonificación del servicio hay que tener el informe favorable del Instituto Municipal de Servicios Sociales, que se obtiene tal como se explica en la siguiente página web: ajuntament.barcelona.cat/bonificacio-serveis-funeraris

Además, en caso de reconocimiento del derecho de gratuidad o bonificación del servicio funerario, el servicio de cementerios (inhumación y sepultura o cremación) es gratuito o tiene una bonificación del 20 % del servicio.

Puedes informarte en cualquier empresa funeraria, quien se encargará de todos los trámites.

Por tu parte, tendrás que pedir el informe favorable del Instituto Municipal de Servicios Sociales.